cupcakes de vainilla

Los cupcakes son pequeños pasteles presentados en raciones individuales y a diferencia de las magdalenas, están cubiertos de crema (frosting) y a menudo decorados con frutas u otros aderezos.

Son el epítome de lo cuki, el Mr. Wonderful de los postres, la síntesis de todo lo brilli brilli en el mundo. La cruda realidad es que la proporción crema-bizcocho siempre está descompensada, y acabas comiendo más mantequilla que otra cosa. Sin embargo, es un postre fácil y rápido que da mucho el pego, así que merece la pena explorar el concepto.

El bizcocho perfecto

Para el bizcocho vamos a utilizar nuestra infalible receta de bizcocho de yogur. Esta receta es idónea por dos razones: tiene un sabor neutro que combina con cualquier frosting y tiene un color claro que puede alterarse fácilmente con colorantes si así lo deseamos. 

Cuidado con la sobredosis (de azúcar)

El quid de la cuestión es encontrar un frosting adecuado, ya que no estamos acostumbrados a comer postres TAN dulces. El clásico es el de Buttercream - crema de mantequilla - que como su nombre indica consiste en mantequilla batida con azúcar glas y esencia de vainilla para aromatizar.

Por norma general, cuanto más azúcar, más consistencia, como nos explica Julianne Bayer, autora de No Bake Treats en su blog Beyond Frosting. Utilizamos su receta ‘Perfect Vanilla Frosting’ como primera tentativa pero el resultado nos puso los pelos de punta: es una crema MUY densa y MUY dulce, como meterse una cucharada entera de relleno de oreo en la boca, pero peor.

Si la vida te da limones...

De poco te van a servir. En un intento de reducir el dulzor de la crema, buscamos una receta más cítrica añadiendo tanto zumo de limón como ralladura a una receta de buttercream clásica. El frosting resultante, a pesar de tener mejor sabor, sigue teniendo un textura bastante densa y el sabor a mantequilla continúa siendo excesivo.

Queso como respuesta para todo

Abandonando la idea de una crema de mantequilla estándar nos centramos en una de queso crema. A pesar de tener un sabor menos neutro, aporta mayor acidez además de tener un color más blanco, lo cual facilita el uso de colorantes. Para ello, probamos la receta de María Lunarillos, una famosa repostera y bloguera española.

Esta receta sustituye la mitad de la mantequilla por queso crema, concediendo una textura más cremosa y rebajando el dulzor gracias a la acidez del queso. El frosting resultante demostró ser el maridaje  perfecto para nuestros cupcakes, según avala el bol de la batidora lustroso de tanto pasarle el dedo.

Sin más, aquí tienes nuestra receta definitiva:

CategoríaDificultadFácil
Rating
Cantidad12 Raciones
Preparación15 minsCocción20 minsTotal35 mins

Ingredientes

Bizcochos
 1 Yogur
 1 Vaso de Aceite de oliva virgen extra
 2 Vasos de Azúcar
 3 Vasos de Harina
 4 Huevos
 1 Sobre de levadura
Frosting
 250 g Mantequilla a temperatura ambiente
 250 g Azúcar glass
 250 g Queso crema

Cómo preparar cupcakes de vainilla

Bizcochos
1

Precalienta el horno a 175ºC en modo arriba y abajo.

2

Si tienes batidora, añade todos los ingredientes del bizcocho y bate durante 1 minuto. Si lo preparas a mano, bate primero el yogur, el aceite, el azúcar y los huevos en un bol. Después, mezcla la harina y la levadura en un cuenco e incorpora esta mezcla a la masa de yogur.

〉Para modificar el SABOR: añádele ralladura de limón o naranja, cacao en polvo, una cucharadita de esencia de vainilla, café o almendra, etc.

〉Para alterar el COLOR: puedes usar UNAS GOTAS de colorante o una cucharada de pasta de frutas natural. Ten en cuenta que el AOVE aporta a la masa una tonalidad amarilla, por lo que los colores se verán ligeramente modificados cuando los añadas a la masa. Los colorantes artificiales que garantizan mejores resultados son los de Americolor. Si preferís usar colorantes naturales, las pastas de fruta de Home Chef son vuestra mejor opción.

3

Coloca los moldes de papel en el molde metálico y rellénalos, llenando solo tres cuartas partes del molde para que no se desborde la masa al levar. Una manga pastelera o una cuchara de servir helado son las mejores herramientas para llevar a cabo este paso.

4

Hornea los cupcakes durante 20 minutos. Una vez horneados, déjalos enfriar sacándolos del molde metálico.

Frosting
5

Bate la mantequilla con un robot de cocina, una batidora de mano o con una varilla durante un par de minutos, hasta que la mantequilla haya blanqueado ligeramente. Es MUY IMPORTANTE que la mantequilla esté a temperatura ambiente (que no derretida) antes de batirla. Sino, quedarán trozos de mantequilla imposibles de batir por todo el frosting y el resultado será grumoso.

〉Puedes calentarla 10 segundos en el micro o dejarla un par de minutos encima del radiador para ablandarla.

6

Añade el azúcar a velocidad baja y sube la velocidad a media-alta cuando esté incorporado. Bate durante 3 minutos, usando una espátula de silicona para incorporar la mezcla que se quede en las paredes.

7

Añade el queso crema y bate durante 1 minuto más a velocidad media hasta que esté bien incorporado. Si quieres dar color al frosting, debes hacerlo en este paso, antes de empezar a batir, porque el frosting se puede cortar si lo mezclas demasiado.

〉 Puedes dar color al frosting añadiendo colorantes o pastas de frutas naturales, que aportan tanto color como sabor. Es mejor empezar con pequeñas cantidades y añadir más si es necesario. Ten en cuenta que un exceso de colorante puede afectar a la textura de la crema, volviéndola más granulosa.

Montaje
8

Deja que los cupcakes enfríen por completo antes de añadir el frosting para que éste no se derrita.

〉En serio, no intentes decorarlos antes aunque vayas con prisas, o sino mira lo que pasa cuando no esperas buscando Pinstrosities en Google.

9

Coloca en una manga pastelera la boquilla que más te guste – o la que tengas (o corta la punta de la boquilla haciendo un agujero) – y decora los cupcakes con tanto frenesí azucarado como desees.

10

Consigue que todas tus amigas embarazadas organicen baby showers para poder presumir de tus nuevas habilidades como maestro pastelero.

Información nutricional

Raciones 12


Cantidad por ración
Calorías 370
% Valor Diario *
Grasas 27g42%
Grasas saturadas 14.2g71%
Colesterol 109mg37%
Sal 494mg21%
Potasio 87mg3%
Carbohidratos 40.4g14%
Fibra 0.5g2%
Azúcares 31.2g
Proteína 5.6g12%

Calcio 48%
Hierro 1%
Vitamina D 14%

* Los porcentajes diarios se basan en una dieta de 2.000 calorías. Tu valor diario puede ser mayor o menor dependiendo de tus necesidades calóricas.

Ingredientes

Bizcochos
 1 Yogur
 1 Vaso de Aceite de oliva virgen extra
 2 Vasos de Azúcar
 3 Vasos de Harina
 4 Huevos
 1 Sobre de levadura
Frosting
 250 g Mantequilla a temperatura ambiente
 250 g Azúcar glass
 250 g Queso crema

Preparación

Bizcochos
1

Precalienta el horno a 175ºC en modo arriba y abajo.

2

Si tienes batidora, añade todos los ingredientes del bizcocho y bate durante 1 minuto. Si lo preparas a mano, bate primero el yogur, el aceite, el azúcar y los huevos en un bol. Después, mezcla la harina y la levadura en un cuenco e incorpora esta mezcla a la masa de yogur.

〉Para modificar el SABOR: añádele ralladura de limón o naranja, cacao en polvo, una cucharadita de esencia de vainilla, café o almendra, etc.

〉Para alterar el COLOR: puedes usar UNAS GOTAS de colorante o una cucharada de pasta de frutas natural. Ten en cuenta que el AOVE aporta a la masa una tonalidad amarilla, por lo que los colores se verán ligeramente modificados cuando los añadas a la masa. Los colorantes artificiales que garantizan mejores resultados son los de Americolor. Si preferís usar colorantes naturales, las pastas de fruta de Home Chef son vuestra mejor opción.

3

Coloca los moldes de papel en el molde metálico y rellénalos, llenando solo tres cuartas partes del molde para que no se desborde la masa al levar. Una manga pastelera o una cuchara de servir helado son las mejores herramientas para llevar a cabo este paso.

4

Hornea los cupcakes durante 20 minutos. Una vez horneados, déjalos enfriar sacándolos del molde metálico.

Frosting
5

Bate la mantequilla con un robot de cocina, una batidora de mano o con una varilla durante un par de minutos, hasta que la mantequilla haya blanqueado ligeramente. Es MUY IMPORTANTE que la mantequilla esté a temperatura ambiente (que no derretida) antes de batirla. Sino, quedarán trozos de mantequilla imposibles de batir por todo el frosting y el resultado será grumoso.

〉Puedes calentarla 10 segundos en el micro o dejarla un par de minutos encima del radiador para ablandarla.

6

Añade el azúcar a velocidad baja y sube la velocidad a media-alta cuando esté incorporado. Bate durante 3 minutos, usando una espátula de silicona para incorporar la mezcla que se quede en las paredes.

7

Añade el queso crema y bate durante 1 minuto más a velocidad media hasta que esté bien incorporado. Si quieres dar color al frosting, debes hacerlo en este paso, antes de empezar a batir, porque el frosting se puede cortar si lo mezclas demasiado.

〉 Puedes dar color al frosting añadiendo colorantes o pastas de frutas naturales, que aportan tanto color como sabor. Es mejor empezar con pequeñas cantidades y añadir más si es necesario. Ten en cuenta que un exceso de colorante puede afectar a la textura de la crema, volviéndola más granulosa.

Montaje
8

Deja que los cupcakes enfríen por completo antes de añadir el frosting para que éste no se derrita.

〉En serio, no intentes decorarlos antes aunque vayas con prisas, o sino mira lo que pasa cuando no esperas buscando Pinstrosities en Google.

9

Coloca en una manga pastelera la boquilla que más te guste – o la que tengas (o corta la punta de la boquilla haciendo un agujero) – y decora los cupcakes con tanto frenesí azucarado como desees.

10

Consigue que todas tus amigas embarazadas organicen baby showers para poder presumir de tus nuevas habilidades como maestro pastelero.

Cupcakes de vainilla
(Visited 278 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *