Las 5 mejores placas de inducción en calidad-precio

Las placas de inducción son la opción favorita de muchas personas al renovar su cocina por su funcionamiento, aspecto, facilidad, seguridad y otras características que no ofrecen otros tipos de cocinas.

Pueden calentar más rápido que las cocinas a gas y otras cocinas eléctricas debido a su principio de funcionamiento basado en la Ley de Faraday, donde las bobinas (devanado de cobre) inducen un campo magnético en la base de la olla/sartén generando una corriente eléctrica y transformándola en calor.

También presentan un bajo consumo energético, incluso con una reducción del 50% respecto otras cocinas eléctricas. Por esta razón se consideran ahorradoras y ecológicas.

En caso de ensuciarse, se pueden limpiar fácilmente ya que los alimentos no se pegan en la superficie de vidrio cerámico. Además, evitan el riesgo de quemaduras ya que el calor solo se transmite entre la placa y la base del recipiente. En este aspecto, las placas de inducción son especialmente adecuada si tenemos niños en casa.

Para escoger una placa de inducción es importante considerar varias claves, como por ejemplo:

  • El tamaño: existen placas desde 28 cm hasta 90 cm. Mientras más grande, mayor cantidad de quemadores tendrá lo que te permitirá cocinar diferentes alimentos al mismo tiempo.
  • Otros factores como los niveles de potencia, funciones de temporización, sprint, alarmas, entre otras, ya que permiten controlar cómodamente el funcionamiento de la placa.

Sigue leyendo si quieres conocer más sobre este tipo de cocina y los modelos más recomendados.

¿Cuáles son las mejores placas de inducción?

Después de probar diferentes modelos y analizar las opiniones de varios usuarios, este es nuestro listado de las mejores placas de inducción para que escojas la que mejor se adapte a tus necesidades.

5. Balay 3EB864ER

La placa de inducción ideal para expandir la cocina

Balay 3EB864ER
Si tienes una cocina a gas pero buscas una placa de inducción para ampliar tu cocina, la Balay 3EB864ER posiblemente es lo que necesitas.

Cuenta con tres quemadores simples de 15 cm, 18 cm y 24 cm, además de funciones básicas y avanzadas:

  • Memoria
  • Inicio automático
  • Alarma
  • Programación de funcionamiento (temporizador)
  • Sprint
  • Bloqueo

Cuenta con 17 niveles de potencia, ofreciendo mayor precisión al ajustar la temperatura con que deseamos calentar algún plato.

Su panel de control es táctil y puede activarse con gotas de agua o el roce con nuestra ropa, por lo que posee una alta sensibilidad. Sin embargo, es muy fácil de manejar y limpiar.

En nuestras pruebas hemos observado que al presionar sus botones emite un sonido fuerte. No obstante, mediante la función silencio se pueden desactivar los avisos sonoros.

Aunque tarda en calentar unos minutos, con su función sprint es posible acelerar el proceso de cocción y tener los alimentos listos en poco tiempo.

Para el número de quemadores que posee consume poca energía (4.600 W cuando se utilizan todos al mismo tiempo), por esta razón, su impacto en la factura eléctrica es regular.

Pros
  • Varios niveles de potencia
  • Diferentes funciones
  • Consumo energético intermedio
Contras
  • Tarda en calentar
  • Alta sensibilidad en los botones
  • Emite un fuerte sonido al presionar sus botones

4. Cecotec Full Crystal

La mejor placa de inducción para cocinas pequeñas

Cecotec Full Crystal
Si la encimera de tu cocina es muy pequeña, puede que esta sea la placa que buscas ya que ocupa muy poco espacio. También resulta ideal si no sueles cocinar demasiado, puesto que permite preparar platos sencillos.

Se trata de una placa de inducción portátil con un quemador simple de 28 cm donde podrás preparar y calentar sartenes y paellas pequeñas y grandes.

Cuenta con diferentes funciones:

  • Desconexión automática una vez que termina de calentar
  • Temporizador de hasta 180 minutos
  • Protección contra sobrecalentamiento.

Es ligera (pesa 2,2 kg) y puede trasladarse fácilmente a cualquier lado. Además, cuenta con su propia base para colocar sobre la encimera sin necesidad de una cavidad especial.

Incorpora 4 programas preconfigurados para calentar arroz, sopa, café o mantener un recipiente caliente. Esto facilita su uso y permite ahorrar energía ya que la temperatura se ajusta a la necesaria.

Aunque posee 10 niveles de potencia, ajustar la temperatura no es demasiado intuitivo en los niveles intermedios, ya que calienta con la misma intensidad que en el nivel máximo. Sin embargo, tarda muy poco tiempo calentar.

Nos ha parecido que su manual omite información importante como la duración de algunos programas o sus distintas funciones, pero es un inconveniente menor.

Con esta placa es posible ahorrar, ya que solo consume 2.000 W cuando se utiliza en el nivel máximo. Si buscas un modelo de bajo consumo, esta placa puede ser una excelente elección.

Pros
  • Portátil y liviana (2,2 kg)
  • Bajo consumo energético
  • Calienta rápidamente
Contras
  • Manual de instrucciones incompleto
  • Dificultad para controlar la temperatura

3. Siemens EH651FDC1E

La mejor placa de inducción para familias numerosas

Siemens EH651FDC1E
La Siemens EH651FDC1E se caracteriza por tener unos quemadores amplios donde se pueden calentar cazuelas, sartenes, paelleras y ollas de gran tamaño. Esto resulta ideal en hogares de familia numerosa donde la comida se prepara en grandes cantidades.

Cuenta con dos quemadores simples de 15 cm y 21 cm, y un quemador triple de 21 cm, 26 cm y 32 cm. En esta última podrás colocar recipientes grandes para preparar platos más elaborados.

Incorpora diferentes funciones:

  • Fryingsensor: controla la temperatura del aceite y evita que los alimentos se quemen
  • Sprint: reduce el tiempo de cocción
  • Quickstart: activa la zona necesaria según el tamaño del recipiente
  • Memoria: guarda ajustes previamente establecidos
  • Bloqueo: desactiva el panel temporalmente (seguridad para niños)
  • Indicador de energía consumida
  • Temporizador
  • Alarma: 3 tipos de alarma que notifican si la comida está lista

Nos ha parecido algo incómodo tener que seleccionar siempre antes la zona a utilizar, ya que emplea el mismo potenciómetro deslizante para controlar las tres zonas. Sin embargo, cuenta con 17 niveles de potencia, permitiendo que los alimentos queden en el punto de cocción deseado.

Debido a su alta potencia, genera algo de ruido al trabajar, lo que puede ser un poco molesto si buscas una placa silenciosa.

Consume 7.400 W cuando se utilizan todos sus quemadores, lo que puede reflejarse en la factura eléctrica. Sin embargo, por su gran potencia puede calentar rápidamente varios platos a la vez.

Pros
  • Rapidez al calentar
  • Zona amplia (32 cm) para recipientes de gran tamaño
  • Variedad de funciones
Contras
  • Genera algo de ruido
  • No cuenta con un selector de potencia para cada zona
  • Consume bastante energía

2. Teka IZ 6315

La placa ideal para expertos de la cocina

Teka IZ 6315
Si te gusta cocinar platos elaborados, posiblemente la Teka IZ 6315 sea tu placa ideal, ya que cuenta con un control deslizante para cada zona y permite un gran ajuste sobre la temperatura de cocción.

Incorpora dos quemadores simples de 14,5 cm y 18 cm y un quemador doble de 18 cm y 28 cm. Por sus medidas podrás calentar incluso paelleras, cazuelas y sartenes de gran tamaño.

Cuenta con 9 niveles de energía para calentar los alimentos a la temperatura adecuada. Esto te permitirá regular el punto de cocción según el tipo de alimento.

Encontramos muy útil la función STOP & GO que interrumpe el proceso de cocción durante 10 minutos en caso de que necesitemos ausentarnos. También incorpora otras funciones: silencio, autoapagado, calor residual y temporizador.

Nos ha parecido que el temporizador no es muy práctico ya que es el mismo para todas las zonas, y sus botones táctiles tienen una alta sensibilidad y pueden activarse con el agua o la ropa. Sin embargo, cuenta con función bloqueo que desactiva el panel.

Su instalación es muy sencilla gracias a su sistema Fast-Click, que permite una rápida adaptación en la cavidad de la encimera.

Presenta un alto consumo energético (7.200 W) cuando se utilizan todos los quemadores. Sin embargo calienta rápidamente, lo que permite ahorrar tiempo y recursos.

Pros
  • Rapidez al calentar
  • Un control deslizante para cada quemador
  • Fácil de instalar
Contras
  • Alto consumo eléctrico
  • El temporizador se comparte para los tres quemadores
  • Botones con alta sensibilidad

1. Balay 3EB865FR

La mejor placa para renovar la cocina

Balay 3EB865FR
Esta placa de inducción nos parece la mejor opción si necesitas remodelar tu cocina o reemplazar la cocina a gas, ya que tiene una excelente relación calidad precio y un bajo consumo energético.

Cuenta con dos quemadores simples de 14,5 cm y 21 cm y un quemador doble con zonas de 21 cm y 28 cm en donde podrás calentar desde una pequeña cafetera hasta una sartén de inducción.

Incorpora diferentes funciones:

  • Memoria: guarda la configuración establecida en caso de apagarse
  • Inicio automático: se enciende en un instante preestablecido
  • Alarma: emite un sonido cuando ha finalizado el tiempo de cocción
  • Sprint: acelera el proceso de cocción
  • Temporizador: permite definir el tiempo de cocción

Posee 17 niveles de energía, ofreciendo mayor precisión al controlar la temperatura. Esto es especialmente adecuado cuando se preparan platos más elaborados.

La separación entre quemadores es pequeña, lo que no hace sencillo utilizar todas las zonas al mismo tiempo, ya que las cazuelas y sartenes pueden ocupar cierto espacio.

Además genera algo de ruido al funcionar y le toma cierto tiempo calentar los recipientes. No obstante con la función sprint se puede acelerar la cocción.

Su instalación es sencilla por sus dimensiones y la explicación del manual. Es fácil de utilizar y limpiar ya que no le quedan manchas cuando caen restos de comida.

Para el número de quemadores que tiene es una placa de gran eficiencia energética, ya que consume 4.400 W al utilizar todas las zonas simultáneamente.

Pros
  • Bajo consumo energético
  • Fácil de instalar, usar y limpiar
  • Variedad de funciones
Contras
  • Poca separación entre quemadores
  • Genera algo de ruido
  • Tarda en calentar

Nuestros modelos recomendados

Entre las placas de inducción analizadas hemos seleccionado dos que destacan por sus prestaciones en su categoría. Te recomendamos elegir un modelo u otro de acuerdo a tus necesidades concretas.

La mejor placa de inducción barata: Cecotec Full Crystal

Este modelo es adecuado para quienes nunca han tenido placa de inducción pero desean adquirir una sin gastar mucho dinero.

Para su rango de precio, ofrece una zona amplia que permite calentar recipientes de gran tamaño y preparar diferentes platos.

Puede ser la opción ideal cuando:

  • No sueles cocinar mucho en casa
  • Vives solo y sueles cocinar pocos alimentos
  • Tu cocina es pequeña y no cuentas con mucho espacio
  • Buscas una placa de inducción portátil para paseos y días de camping

Al tener un solo quemador consume poca energía. Esto quiere decir que el impacto en la factura eléctrica no es elevado.

El inconveniente de este tipo de placas es que es más difícil cocinar en ellas cuando necesitamos calentar varios recipientes al mismo tiempo.

Cecotec Full Crystal

La mejor placa de inducción calidad precio: Balay 3EB864ER

Sin duda alguna, esta placa de inducción Balay tiene un precio muy ajustado para las prestaciones que ofrece.

Sus tres quemadores de diferentes tamaños permiten cocinar varios alimentos al mismo tiempo. Además, cuenta con 17 niveles de energía que proveen un ajuste más preciso sobre la temperatura de cocción.

Aunque puede tardar en calentar, la función sprint acelera el proceso de cocción para tener todo listo en poco tiempo.

En nuestras pruebas hemos constatado la facilidad de uso al emplear las funciones de temporización, alarma e inicio automático. Las mismas también ofrecen mayor comodidad al trabajar.

A pesar de tener tres quemadores, esta placa consume menos potencia que otras cocinas, por lo que resulta ser una opción muy eficiente.

Balay 3EB864ER

Comparativa de placas de inducción

ModeloDimensiones (alto x ancho x largo) (cm)Número de quemadoresTamaño de quemadores (cm)Niveles de potenciaPotencia (W) 
Balay 3EB864ER5,1 x 52,2 x 59,23 sencillos15 / 18 / 24174.600
Cecotec Full Crystal9 x 39 x 311 sencillo28102.000
Siemens EH651FDC1E5,1 x 52,2 x 59,23 (1 triple y 2 sencillos)15 / 21 / 32177.400
Teka IZ
6315
5 x 51 x 603 (1 doble y 2 sencillos)14,5 / 18 / 2897.200
Balay 3EB865FR5,1 x 52,2 x 59,23 (1 doble y 2 sencillos)14,5 / 21 / 28174.400

Guía de compra

Antes de comprar una placa de inducción deberías tener presente algunos factores importantes para acertar en tu compra y adquirir una que se ajuste a tus necesidades concretas.

Dimensiones

Las placas de inducción vienen en diferentes tamaños. Esto depende del número y tamaño de quemadores así como también la disposición de los botones para su funcionamiento.

Por lo general, la altura de las placas no superan los 5 cm. Por su parte, el ancho varía desde 28 cm (placas con un solo quemador) hasta 90 cm (placas con 4 quemadores y flexibles). Sin embargo las opciones más comunes son de 60 y 90 cm.

El tamaño de la placa suele estar definido por los siguientes factores:

  • El tamaño de la encimera: por lo general, las encimeras cuentan con una cavidad para la instalación de una cocina. Por lo tanto, deberás adquirir una placa de inducción acorde a las dimensiones de dicha cavidad. Por ejemplo, si esta cavidad tiene 60 cm de ancho, una placa de 60 cm sería lo más adecuado.
  • Proyección de la cocina: si vas a remodelar la cocina, es el momento ideal para pensar en el tamaño de la placa que piensas instalar. Así, podrás estimar si requieres una placa de 60 cm o 90 cm.

Número de quemadores

También conocidos como fuegos o zonas de cocción, son la cantidad de espacios donde la placa puede calentar sartenes, ollas, cazuelas y otros utensilios de cocina.

Existen placas de inducción portátiles con 1 quemador, con 2 quemadores orientadas a cocinas pequeñas, con 3 y 4 quemadores que suelen ser las más habituales.

Es posible encontrar placas de inducción con quemadores flexibles. Esta tecnología consiste en varias zonas que se encienden al detectar el recipiente y estimar su tamaño. Este tipo de placa permite utilizar recipientes de gran tamaño y además de circulares: rectangulares, ovalados, cuadrados, entre otros. No obstante, suelen ser las más costosas del mercado por sus prestaciones y versatilidad.

Algunas placas cuentan con 2 o más quemadores concéntricos (también llamados quemadores dobles o triples), lo que permite calentar recipientes de diferentes tamaños en una misma zona. De esta manera se puede ahorrar electricidad, ya que se utiliza solo la energía necesaria de acuerdo al tamaño del recipiente.

Niveles de potencia

Los niveles de potencia, también llamados niveles de cocción permiten ajustar el calor del quemador. Algunas placas pueden tener 10, 15, 17 o más niveles.

Cuantos más niveles de potencia posea la placa, se tiene mayor sensibilidad sobre el campo magnético que se genera y por lo tanto mayor precisión en el ajuste de temperatura. Esto permite calentar los alimentos a la temperatura más adecuada para obtener los resultados deseados.

Existen dos tipos de control para el ajuste del nivel de potencia:

  • Mediante botones táctiles +/- (incrementar/disminuir potencia)
  • A través de un deslizador táctil que permite ajustar la potencia simplemente desplazando el dedo sobre este (potenciómetro deslizante)

Frecuencia de uso

Es necesario pensar en la frecuencia con que se utilizará la placa. Si eres una persona que apenas cocina en casa, probablemente una placa barata, de 1 o 2 quemadores y pocos niveles de potencia te resulte útil.

Por otra parte, si en tu hogar suelen cocinar hasta 5 veces en un día, lo más conveniente sería hacerte con una placa de 3 o 4 quemadores, más de 15 niveles de potencia, temporizador y funciones de sprint para acelerar el proceso de cocción.

Aunque este tipo de placas no son las más económicas, son adecuadas para cocinar varios alimentos a la vez y además están diseñadas para darles un uso más frecuente.

Temporizador y alarmas

La mayoría de placas de inducción cuentan con un temporizador, que permite programar el tiempo de cocción durante un determinado período.

La temporización es una función versátil, una vez programada podemos dedicarnos a otras labores en el hogar. Cuando el tiempo establecido ha finalizado, la placa se apaga automáticamente y lo notifica mediante una alarma.

También existen placas que incorporan un temporizador de proceso inverso, es decir, pueden interrumpir el proceso de cocción durante un cierto tiempo y luego dejar que la placa siga operando. Sin embargo, este tiempo suele venir predeterminado y no se puede modificar. Esto resulta útil cuando estamos cocinando y debemos ausentarnos por alguna razón.

Funciones avanzadas

Aunque existen placas de inducción con funciones básicas (temporizador, ajuste de potencia) también es posible encontrar modelos con funciones avanzadas que, a pesar de tener un precio posiblemente mayor, proveen mayor comodidad y facilidad al cocinar.

Algunas funciones avanzadas en placas de inducción son:

  • Sprint: también conocida como función turbo, puede duplicar la velocidad del proceso de cocción. Aunque incrementa el consumo eléctrico de la placa, permite que los alimentos estén listos en el menor tiempo posible.
  • Bloqueo: bloquea el panel de control, ofreciendo mayor seguridad cuando se tienen niños en casa.
  • Controlar la temperatura del aceite: con esta función es posible mantener el aceite a una cierta temperatura de acuerdo al tipo de alimento que se desee preparar. Una vez que el aceite a alcanzado la temperatura indicada, la placa lo notifica mediante una alarma indicando que es el momento apropiado para colocar los alimentos.

Acabados

La estética de la placa no es una característica que deba pasar desapercibida. Hazte con un modelo que haga juego con tu cocina según el color (negro, blanco, beige, gris, etc) y el material de la encimera (granito, mármol, cerámica…).

Si ya tienes una cocina a gas y simplemente deseas expandir el mobiliario de tu cocina, posiblemente llegarás a estas dos conclusiones al momento de ubicar la placa de inducción:

  1. Colocarla en una base sobre la encimera
  2. Colocarla al ras de la encimera en una cavidad

La primera opción es adecuada si no te preocupa que que la placa quede a la vista, sin embargo deberás asegurarte de que tenga una terminación de cristal metalizado o acero inoxidable para prolongar la vida útil de sus bordes.

Si la segunda opción te parece mejor, será necesario realizar un trabajo adicional en la encimera, para empotrar la placa y mantener la estética de la cocina. La desventaja es que implica más gasto, ya que debe realizarse un trabajo de remodelación para que la placa quede empotrada.

Potencia

Las placas de inducción consumen un nivel de potencia considerablemente alto (aunque menor que otras cocinas eléctricas) cuando se utilizan todos los quemadores.

Sin embargo esto depende del número de quemadores y los niveles de energía que posea la placa. Mientras más zonas y niveles tenga, mayor será su consumo eléctrico.

Por esta razón, es importante seleccionar un modelo acorde a nuestras necesidades pero también de bajo impacto en la factura de electricidad.

Aunque la función sprint acelera el proceso de cocción, ten presente que duplica el consumo energético para lograr incrementar el calor.

(Visited 78 times, 1 visits today)