Esta es sin duda una de las recetas que más éxito han tenido durante la cuarentena. No requiere amasado, ingredientes especiales o técnicas profesionales: es la receta de pan perfecta para los que nunca han hecho pan ¿La clave del éxito? Una larga fermentación para obtener una hogaza llena de sabor.

Cantidad1 Ración
Preparación1 hrCocción45 minsTotal1 hr 45 minsRating
 450 g Harina
 345 g Agua
 ½ g Sal
 ½ cucharaditas Levadura seca (de panadero)Se puede sustituir por 10 g de levadura fresca
Utensilios
 Una cocotte o cazuela con tapa que pueda ir al horno (sin partes de plástico)
1

En un bol grande mezcla la harina, la levadura y la sal

2

Añade el agua y mezcla ligeramente unos 2 o 3 minutos hasta incorporar los ingredientes. No tienes que amasar la masa, solo mezclarla. No te preocupes si parece que todavía quedan grumos, desaparecerán durante la fermentación.

3

Cubre el bol con una bolsa de plástico y déjalo reposar durante 12 o 18 horas en una habitación templada, a unos 20ºC.

4

Pasadas 12 horas deberías tener una masa llena de burbujas.

5

Enharina tu superficie de trabajo y vuelva la masa encima.

6

Cubre la masa con harina y comienza a doblarla sobre si misma, pellizcando cada uno de los cuatro lados y llevándolos al centro. Esta técnica permite distribuir homogéneamente las burbujas de aire que se han formado durante la fermentación.

7

Una vez doblada, deja descansar la masa durante 15 minutos cubriéndola con un paño húmedo. Después, repite los 4 pliegues anteriores una vez más para darle forma de bola.

8

Transfiere la masa a un cuenco cubierto con papel de hornear asegurándote de que los pliegues quedan hacia abajo. Lo bueno de utilizar el papel de hornear ya es que luego podrás transferirlo con ese mismo papel a la cazuela sin tener que tocarlo mucho y perder volumen.

9

Cubre el bol con una bolsa y deja fermentar la masa una última vez durante dos horas a temperatura ambiente. Pasado este tiempo la masa debería haber doblado su tamaño.

10

30 minutos antes de que acabe la fermentación comienza a precalentar el horno y la cazuela con tapa a 250ºC.

11

Una vez acabada la fermentación transfiere la masa con el papel incluído a la cazuela.

12

Hornea el pan durante 30 minutos con la tapa puesta. Pasado ese tiempo retira la tapa y hornea durante 15 minutos más para que pan se dore.

13

Una vez dorado, retira el pan de la cazuela, despégalo del papel y déjalo enfriar encima de una rejilla o apoyado de lado para que circule bien el aire y no se humedezca la base-

14

Disfruta.

Ingredientes

 450 g Harina
 345 g Agua
 ½ g Sal
 ½ cucharaditas Levadura seca (de panadero)Se puede sustituir por 10 g de levadura fresca
Utensilios
 Una cocotte o cazuela con tapa que pueda ir al horno (sin partes de plástico)

Preparación

1

En un bol grande mezcla la harina, la levadura y la sal

2

Añade el agua y mezcla ligeramente unos 2 o 3 minutos hasta incorporar los ingredientes. No tienes que amasar la masa, solo mezclarla. No te preocupes si parece que todavía quedan grumos, desaparecerán durante la fermentación.

3

Cubre el bol con una bolsa de plástico y déjalo reposar durante 12 o 18 horas en una habitación templada, a unos 20ºC.

4

Pasadas 12 horas deberías tener una masa llena de burbujas.

5

Enharina tu superficie de trabajo y vuelva la masa encima.

6

Cubre la masa con harina y comienza a doblarla sobre si misma, pellizcando cada uno de los cuatro lados y llevándolos al centro. Esta técnica permite distribuir homogéneamente las burbujas de aire que se han formado durante la fermentación.

7

Una vez doblada, deja descansar la masa durante 15 minutos cubriéndola con un paño húmedo. Después, repite los 4 pliegues anteriores una vez más para darle forma de bola.

8

Transfiere la masa a un cuenco cubierto con papel de hornear asegurándote de que los pliegues quedan hacia abajo. Lo bueno de utilizar el papel de hornear ya es que luego podrás transferirlo con ese mismo papel a la cazuela sin tener que tocarlo mucho y perder volumen.

9

Cubre el bol con una bolsa y deja fermentar la masa una última vez durante dos horas a temperatura ambiente. Pasado este tiempo la masa debería haber doblado su tamaño.

10

30 minutos antes de que acabe la fermentación comienza a precalentar el horno y la cazuela con tapa a 250ºC.

11

Una vez acabada la fermentación transfiere la masa con el papel incluído a la cazuela.

12

Hornea el pan durante 30 minutos con la tapa puesta. Pasado ese tiempo retira la tapa y hornea durante 15 minutos más para que pan se dore.

13

Una vez dorado, retira el pan de la cazuela, despégalo del papel y déjalo enfriar encima de una rejilla o apoyado de lado para que circule bien el aire y no se humedezca la base-

14

Disfruta.

Pan para los que nunca han hecho pan
(Visited 40 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *